Noticias Destacadas

Documento de la Asamblea Justicia por Sandra Ayala

A dos años y medio del Femicidio de Sandra

Sandra Ayala Gamboa llega desde Perú a la Plata en Octubre de 2006, con el objetivo de estudiar Medicina. Era una joven mujer de 21 años, que vivía con su familia, en Ancón, una ciudad frente a la playa hacia el norte de Lima capital de Perú.

Sandra estudiaba enfermería en el Instituto San Ignacio de Loyola, viajaba desde muy temprano desde su ciudad a Lima para realizar sus prácticas, además de trabajar voluntariamente en las salitas.

Como dice su familia, le gustaba mucha estudiar enfermería y medicina. Ella era muy solidaria con los ancianos, niños y niñas.

Sandra hubiese cumplido su promesa de recibirse en la facultad de medicina, ya que esa era una de las principales razones por la que viajó a la Argentina, desde Perú.

En febrero de 2007 Sandra va al ex Archivo del Ministerio de Economía (hoy ARBA) a una supuesta entrevista de trabajo. Con el correr de las horas no regresa a la pensión donde vivía, y su novio acude a la comisaría 1° para denunciar su desaparición. El 22 de Febrero de 2007 su cuerpo es encontrado en ARBA.

Hoy nos encontramos aquí a dos años y medio de la violación y asesinato de Sandra Ayala Gamboa, en este edificio perteneciente a la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA).

Hasta el momento no ha habido avances en la causa judicial, sino todo lo contrario: cada pedido por parte de los abogados de la familia de Sandra han sido ninguneados, rechazados o cajoneados. La causa a cargo del fiscal Tomás Morán de la UFI nº 2 está siendo continuamente obstaculizada. Por eso exigimos la inmediata reactivación de la investigación y denunciamos las siguientes irregularidades:

– El mismo día de la desaparición de Sandra la denuncia no fue tomada por la comisaría primera, tampoco se orientó a sus familiares para que supieran que medidas tomar.

– El segundo día toman la denuncia como “averiguación de paradero”, pero ni la fiscalía ni la comisaría dieron orden de registrar el edificio donde Walter Silva la había acompañado.

– No se procesó a los policías Carlos Frenegal y Pablo Zufrategui, que en su inspección ocular sólo realizaron una descripción exterior, afirmando que se trataba de un edificio abandonado y antiguo.

– No se volvió a citar para testimoniar a las seis personas que entraron al lugar desde el 16 al 22 de febrero del 2007: el arquitecto Alberto Luis Castillo, el ingeniero Luis Batería, el electricista Vega y su hijo, el jefe de mantenimiento Horacio Ricardo Alfonsín y el cerrajero Morabito.

– Todas estas personas contaron con la llave, como también el personal de maestranza del Ministerio de Economía ubicado frente al edificio.
Recién pasado un año del hecho se realizaron las pericias de luminol en el lugar para determinar el ADN, pero había sido limpiado varias veces.

– De los más de 60 cabellos de Sandra sólo fueron analizados 7 sin obtener resultados satisfactorios, siendo que el Hospital Duran se había ofrecido a realizar de manera gratuita, pero el fiscal no accedió.

– Una prueba fundamental es el video del Banco Columbia, donde aparece Sandra y sus posibles victimarios. Nunca fue pedido por el fiscal el disco rígido donde se encontraba este material, hoy solo se cuenta con una copia.

En el momento del femicidio de Sandra, Raúl Montoya era el titular de ARBA, exigimos que salga a declarar sobre el tema, ya que este edificio estaba por ser inaugurado como dependencia de esta agencia.
Por todo lo mencionado nos preguntamos:

¿Por qué habiendo tantas pruebas la causa no avanza?

¿Por qué la negativa del fiscal a cada pedido de los abogados de la familia?

¿Por qué la Fiscalía accedió a liberar el lugar para que se siga trabajando?

¿Por qué se sostiene la hipótesis del violador serial, habiendo tantos sospechosos y encubridores?

A Sandra la violan y asesinan por ser mujer, trabajadora, pobre y migrante. Es encontrada en el archivo de ARBA, en una dependencia del estado provincial.

Por todo esto denunciamos a los responsables políticos que estaban a cargo: Raúl Montoya, ex titular de ARBA, Felipe Solá, ex gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Julio Alak, ex intendente, son todos cómplices por permitir el encubrimiento. También denunciamos al actual gobernador Daniel Scioli, por no atender los reclamos de Nelly Gamboa, madre de Sandra.

Todo este manto de impunidad es posible en el marco de una sociedad que se sigue manejando con parámetros de inferioridad de lo femenino. Donde la mujer es objeto puramente sexual y propiedad de los hombres. Una sociedad donde sus instituciones reproducen relaciones sexistas, ancladas en el sistema patriarcal. Donde la violencia hacia las mujeres va desde lo simbólico, lo psicológico, hasta el maltrato físico y su asesinato, que es la expresión máxima de la violencia hacia las mujeres, a la que llamamos femicidio.

Impunidad que permite este Estado, que tiene a la cabeza a una mujer, que en nada representa las ansias de liberación de cientos de mujeres de la Argentina maltratadas en comisarías, esclavizadas en prostíbulos, discriminadas en hospitales públicos por realizarse abortos.

Un Estado que no se hace responsable de los 200 femicidios anuales, no es un estado que bregue por los derechos como este gobierno se autoproclama.

Esta impunidad es posible en una provincia con la policía más corrupta, feroz y criminal de Latinoamérica. Donde esta impunidad se expresa en los 325 casos de violaciones en espera de ser analizados desde el 2007, sólo en los juzgados de La Plata.

Por eso exigimos al fiscal Tomás Morán y al juez Cesar Melazo la reactivación de la causa ya.

* Justicia para Sandra Ayala Gamboa. Basta de impunidad y encubrimiento del Gobierno Nacional y Provincial, y de la Justicia. No al pacto de silencio. Basta de femicidios. Que se encarcele a los culpables.

* Basta de violencia hacia niñas y mujeres.

* A 6 años de su encarcelamiento exigimos la Libertad inmediata e incondicional a Romina Tejerina, Cárcel a los violadores.

* Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución. No a la trata, basta de abuso infantil.

* Efectiva implementación de la ley de Salud Sexual y Reproductiva. Aumento del presupuesto para la salud.

* Acceso gratuito a la anticoncepción de emergencia. Educación sexual para decidir. anticonceptivos gratuitos para no abortar. Derecho al Aborto legal y gratuito para no morir.

* Guarderías en las facultades para que todas podamos estudiar.

* Reglamentación de la ley de jardines maternales zonales.

* No a los modelos corporales impuestos por el sistema. Campaña activa para tratar y combatir la bulimia y la anorexia. Basta de discriminación.

* Por el derecho a la libre elección sexual y la identidad de género.

* Basta de la injerencia de la Iglesia en las políticas de educación sexual. Separación de la Iglesia del Estado.

* Aparición con vida de Jorge Julio López. Cárcel a los genocidas de ayer y de hoy.

FOTO: www.anred.org