Noticias Destacadas

A 5 años de la muerte a Ana María Acevedo: Basta de muertes maternas evitables

El 17 de mayo de 2007, Ana María Acevedo, joven madre de tres hijos, murió a los 21 años tras habérsele negado el acceso a un aborto terapéutico legal para poder recibir un tratamiento contra el cáncer maxilar que padecía, cuyo diagnóstico había sido muy demorado y el servicio de salud luego no tomó los debidos recaudos para prevenir el embarazo.

Su madre, Norma Cuevas, emprendió una larga lucha -junto a su familia y organizaciones de mujeres- para intentar salvar a su hija pero se encontraron con la inquebrantable oposición y resistencia de los sistemas de Salud y de Justicia que deberían haberla cuidado.

La Multisectorial de Mujeres de Santa Fe hoy realiza un acto en su memoria y recuerda que la joven ?murió víctima de los prejuicios morales y religiosos de quienes debían protegerla, profesionales de la salud que no practicaron el aborto terapéutico para someterla al tratamiento oncológico necesario en el Hospital Iturraspe, hoy procesados por la justicia pero aún sin condenas?.

Cinco años después del calvario que tuvieron que atravesar Ana María y su familia, los avances para que no se repitan más historias como la de ella son mínimos. La Corte Suprema de Justicia de la Nación aclaró en un fallo histórico los alcances del aborto no punible previsto en el artículo 86 del Código Penal, que debe ser cumplido por todos los funcionarios, profesionales de salud y población en general de todo el país. Además, la ampliación de las causales para la interrupción del embarazo tiene amplio consenso social, pero no es tratada en el Congreso.

La mayoría de las muertes maternas son evitables y prevenibles. Como Ana María, cientos de mujeres al año arriesgan su vida y su salud durante el embarazo, parto o puerperio. Pero las mujeres pobres encuentran más dificultades y son las que más mueren o enferman en esas circunstancias.

En el año 2000 el Estado argentino se comprometió a disminuir las muertes maternas para el 2015. Pero no lo logrará* porque no se adoptan las medidas ya conocidas y aplicadas efectivamente en otros países.

Honrando a Ana María, la presidenta de FEIM Mabel Bianco dijo: ?exigimos al Gobierno Nacional y a los gobiernos provinciales que implementen la atención del aborto no punible -o sea, permitido por la ley- YA?.

*La tasa de mortalidad materna para 2010 fue de 4,4 por cada 10.000 nacidos vivos, unas 2,6 veces superior a la esperada y con un descenso demasiado lento.