Noticias Destacadas

Comunicado de la Red PAR

8 de Marzo día Internacional de la Mujer

En el Día Internacional de las Mujeres, Red PAR, (Periodistas de Argentina en Red por una Comunicación No Sexista) quiere hacer especial mención a las condiciones de trabajo de las comunicadoras que la integran, a través del pedido de reivindicaciones laborales para las mujeres, a las cuales esta fecha remite.logo red par (1)

La horizontalidad y diversidad que identifica a PAR permitió recoger denominadores comunes del trabajo y de las experiencias de sus 120 profesionales.

La precariedad en las relaciones contractuales y la consecuente inestabilidad laboral, sumado a las escasas o nulas fuentes de trabajo, trazan una descripción del panorama. Facturar para trabajar es una costumbre que se repite y son pocas las periodistas asalariadas que gozan de los beneficios del Convenio Colectivo de Trabajo y de otros beneficios contemplados legalmente (asignación familiar, aguinaldo, vacaciones, título universitario, recategorizaciones).

Los espacios de decisión desde donde se generan y definen los contenidos son asignados mayoritariamente a varones. Un mínimo porcentaje restante es ocupado por mujeres que no siempre están formadas en género. Esta situación es, para este colectivo que se propone modificar patrones cimentados sobre una cultura patriarcal, un obstáculo que desvaloriza y minimiza la formación y perspectiva que se posee para abordar la realidad y producir contenidos.

Cabe señalar, además, que la presencia femenina es orientada generalmente a secciones como sociedad, cultura, moda, salud, sociales y disminuye en otras como política, economía, deporte, reservadas a la mirada masculina.

En cuanto al espacio que las problemáticas de género ocupan en los medios de comunicación, es preciso consignar que es mayor en medios alternativos y públicos que en privados. Entendemos que esto responde a políticas públicas que se impulsan a través de diferentes organismos estatales, promoviendo que los medios de comunicación de gestión pública y medios sin fines de lucro asuman estas temáticas. Dentro de un mínimo margen, los tópicos de género son abordados en los medios privados tangencialmente, como nota de color o sin una real perspectiva de género. Como agravante, en muchos casos, profesionales que realizan programas, columnas, secciones o espacios en los que abordan dicha temática, no reciben por ello remuneración alguna.

Asimismo, mientras aumenta el número de mujeres que estudian en las carreras de comunicación e incluso trabajan en medios o en áreas de comunicación institucional, en organizaciones tanto públicas como privadas, observamos que su presencia se reduce drásticamente en los niveles jerárquicos, reservados a los varones, quienes continúan siendo los dueños de las decisiones editoriales. No es un tema menor, porque si no tenemos posibilidad de tomar decisiones, tampoco podremos incluir temáticas y, en la disputa, la convicción por instalar la necesaria perspectiva de género nos desgasta emocionalmente.

Consideramos que en muchos casos los posicionamientos asumidos desde una ética política feminista han incidido en profundizar la discriminación. En este sentido, los avances producidos por el empoderamiento de las mujeres también han sido mirados con recelo dentro de las empresas, tanto en los órganos directivos como en las redacciones.

Además, es necesario incluir algunas observaciones en relación al aporte de los medios de gestión participativa o de comunicación alternativa. Gracias a ellos ha sido posible introducir otras formas y miradas al hacer comunicación. En concreto, para muchas integrantes significa mayor paridad a la hora de desarrollar sus tareas e impulsar desde una perspectiva ideológica feminista debates que ponen en tensión no sólo los contenidos sino las formas de gestionar espacios de comunicación. Sin embargo, es importante también remarcar que las periodistas y comunicadoras que se desempeñan en dichos medios no cuentan con representación a nivel sindical, ni tienen la posibilidad de negociar paritarias, siendo habitual y extendido el trabajo sin contratos y/o por facturación, con la ya mencionada quita de derechos laborales y sociales que eso significa, pagando incluso del propio bolsillo el monotributo, sin derecho a asignación por hijo/a, aguinaldo, vacaciones, recategorizaciones, y otros beneficios contemplados legalmente.

La mejora en el acceso de las mujeres a la estructura laboral de los medios y a los puestos de decisión de los mismos fue uno de los objetivos estratégicos que se puso la humanidad en 1995 en la Plataforma de Acción de Beijing. Veinte años después, y cuando el cumplimiento de esta Plataforma es discutido en estos días en el seno de la Organización de las Naciones Unidas, vemos que es el área en la que menos se ha avanzado del “Capítulo J”. Mientras es posible encontrar en algunos países mejoras en relación a la acción del Estado en la protección de derechos vinculados a los contenidos que los medios emiten, y esfuerzos de algunas empresas privadas por mejorar su programación, el acceso de las mujeres periodistas a las redacciones sigue mostrando importantes desigualdades. Según una investigación global realizada en el año 2010 por la Fundación Internacional de Mujeres Periodistas (IMFW por sus siglas en inglés), si bien las mujeres mejoraron su acceso a la dirección de los medios de comunicación en las últimas décadas, no superan el 30%.

Llevamos casi diez años reconociéndonos como un colectivo decidido a incidir no sólo sobre prácticas profesionales sino también sobre los cimientos que sostienen el sexismo en los medios. Por eso consideramos que las trabajadoras necesitamos mejores condiciones laborales para poder continuar profundizando los cambios culturales que permitan erradicar la discriminación, la violencia, el maltrato y la humillación de las mujeres por su condición de género en los medios.

Por esa razón, seguiremos exigiendo para que la igualdad de género no sea solo una buena intención sino que se refleje en mejores condiciones laborales y en más espacio en las decisiones editoriales para las mujeres periodistas.

Red PAR
Periodistas de Argentina en Red por una comunicación no sexista

 

Imagen : Logo RED PAR