“100 AÑOS DE HISTORIA SOCIAL Y DE GENERO DE LAS MUJER 1910 – 2010 BALANCE Y PORVENIR”

Del 19 al 22 de mayo de 2010 se lleva adelante en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 2º Congreso Feminista Internacional. El mismo se desarrolla enmarcado en la conmemoración del Centenario del 1º Congreso Femenino Internacional de la República Argentina, desarrollado en el año en 1910 y del Bicentenario de la Revolución de Mayo, que significara el primer grito hacia la emancipación.

Entre los objetivos planteados para esta convocatoria que cuenta con al menos 600 mujeres de Argentina y de distintos puntos de América Latina y Asia, se genera la discusión “sobre el balance del siglo XX en relación a los avances y retrocesos que experimentó la situación de la vida de las mujeres en el mundo, como condición para orientar nuestras luchas futuras”.

En este sentido, la licenciada María Eugenia Rocha Alfaro, manifestó que además de ser un hecho eminentemente histórico, es un lugar desde el cual discutir las problemáticas comunes que enfrentamos las mujeres de Argentina y de la diversidad de países que se convocaron en esta oportunidad.

Con una relación permanente entre pasado, presente y futuro; se abren espacios de debate que confluyen en luchas históricas como la despenalización y legalización del aborto, la violencia de género, la inserción y el mercado laboral y la vida política de las mujeres en el siglo XXI.

A cien años del primer Congreso Femenino Internacional, el análisis y los intercambios de ideas de cientos de mujeres desembocan en el reconocimiento de las brechas que áun perviven, como la disparidad salarial ligada a la condición del sexo y la trata de personas, con mecanismos cada vez más perfeccionados, junto a una ley que como resaltara Rocha Alfaro, ha sido repudiada por la falta de severidad de su normativa.

Un poco de historia

El primer Congreso Femenino Internacional fue organizado por las referentes de principios de siglo XX, en todos los ámbitos de nuestra sociedad, en la que confluyeron intelectuales, gremialistas, profesionales y políticas del país, con el mismo lineamiento de discutir el rol de las mujeres y definir nuevas líneas de acción para avanzar en la adquisición y consolidación de derechos.

Entre las organizadoras de aquel 1º Congreso Femenino pueden citarse a Elvira Rawson, Alicia Moreau, Petrona Eyle, Sara Justo, Cecilia Grierson, Julieta Lanteri, Cecilia Muzzilli y Fenia Cherkoff de Repetto.

Las luchas por aquel entonces se centraban en el derecho al voto, la inserción en la vida política y sindical y la búsqueda de la sanción de una ley de divorcio.

Si bien fue la Asociación Universitaria Argentina la que convocó al Congreso desarrollado hace una centena de años, hubo sólo un matiz académico que terminó nutriéndose de debates, en la que no faltó el compromiso gremial y político, a pesar de que no hubo participación de mujeres anarquistas ni comunistas.

Entre las acciones fuera del hogar de aquellas que ya en ese entonces se enfrentaban como asalariadas a nuevos desafíos, se da la carga emocional hace más de un siglo, de diversas situaciones sociales como la huelga de 1888 en Buenos Aires protagonizada por empleadas domésticas contra la libreta de conchabo. A este hecho, se sumó una medida similar de las modistas de Rosario un año después, y una serie de sucesos que fueron descubriendo la fuerza del movimiento feminista ligado también a las luchas obreras.

La impronta patriarcal por aquellos días llevaría a la realización de un encuentro paralelo, organizado por el gobierno de Figueroa Alcorta a través del Consejo Nacional de Mujeres, que adquirió el nombre de “Congreso Patriótico y Exposición del Centenario” y que plasmó entre sus discusiones la negativa a la aspiración al derecho de sufragio, ya que para el sector predominante de la época los derechos cívicos formaban parte del patrimonio del hombre culto.

Cien años después, con más desafíos y más peleas que dar por una sociedad verdaderamente equitativa se desarrolla el 2º Congreso Feminista Internacional.

FOTO: web.eaburgos.org